Alas sobre rieles, la lucha por un mundo mejor

Fotos: Claudia Rodríguez
El mundo se está muriendo por la basura y la falta de conciencia de cada uno de nosotros, por lo que es nuestro deber que los niños no repitan nuestros errores y sepan que hay consecuencias cuando tiramos basura, usamos popotes o no reciclamos, este fue el mensaje que grupos de defensores de la naturaleza, artistas, músicos, científicos y ambientalistas comparten en la Jornada Cultural por la celebración del Día del Medio Ambiente “Alas sobre rieles”, que tiene lugar en el Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos (MNFM), del 7 al 30 de junio del 2018.
Este fin de semana el MNFM ubicado en la calle 10 norte 1005, en el Centro Histórico de Puebla, contó con el apoyo de la Artista Dulce Pinzón, que ofreció una plática de su trabajo con el proyecto artístico y de concientización Generosity, así como el montaje de una instalación para concientizar sobre el uso desmedido de productos de unicel.
“Esta es la segunda vez que el Museo nos invita”, comenta Dulce Pinzón. “En esta ocasión damos un taller con los insumos que PapelMex nos da para compartir nuestro proyecto”.
En entrevista la artista mexicana añade que Generosity: “inició cuando fui mamá, mis proyectos artísticos buscan romper paradigmas con los que mantenemos nuestras dinámicas sociales”.
Si pensamos en cuál es el legado de la humanidad para el mundo lo primero que podemos ver es la basura, hay basura hasta en la Luna y la mancha de basura en la Tierra es más grande que los bosques.
Qué puedo hacer en este mundo para hacer de esta vida algo significante.
“Platicando con los niños sobre los 60 millones de años que vivieron los dinosaurios, comparado con la humanidad que sólo llevamos 5 mil, me puse a pensar que en ese escaso tiempo hemos acabado con el planeta”, detalla Dulce Pinzón.
“Más allá de la revolución industrial la destrucción de nuestro mundo es más clara con la revolución de los plásticos. Estos últimos treinta años comenzamos la codependencia con estos objetos que nos han traído vanguardia y comodidad, pero ahora estamos viviendo las consecuencia de esa vanguardia.”
Por ello me avoqué a generar conciencia desde el arte de forma efectiva, siempre he creído que el arte permite sincretizar ideas sofisticadas para crear mensajes con belleza.
“Generosity viene de una lectura que me llegó de una tribu pequeña en Sudáfrica”, detalla Dulce Pinzón. “Cuando alguien comete un delito colocan al infractor en una zona pública y cada día llegan los habitantes de la tribu a decirle cosas bonitas que recuerdan de él: ‘recuerdo cuando eras niño me ayudaste con la bolsa para ir al mercado’, ‘recuerdo que me enseñaste a bailar’. Creo que la naturaleza es así con nosotros; por más que arrojamos contaminantes la naturaleza nos da lluvia y nos regala comida. Y es ese sentimiento lo quise trasladar a mi proyecto”.
Poco antes de la entrevista, en una plática con el público del museo, la artista Dulce Pinzón alzó un vasito desechable hecho de materiales reciclados y dijo: “Este vaso se volvió el hilo conductor del proyecto. Somos consumidores de comida rápida, nos gusta comer tamales y cosas en la calle que van acompañados de basura, como lo son los vasos de unicel. La gente en todo el mundo que ya no quiere ese vaso lo mete en las mallas ciclónicas y lo deja ahí. Al comenzar a ver patrones de vasos en las mallas ciclónicas pensé en dar un mensaje como una respuesta a ese acto dañino”.
Puto el que usa unicel fue el mensaje que pensé por el impacto que una  grosería tiene en las personas.
“Lo que hicimos con los chicos de la IBERO fue instalaciones a las cuatro de la mañana en Tlalpan, en la Ciudad de México. En algunas ocasiones nos quisieron arrestar pero solo nos sacaron mil pesos, pero aprendimos a torear a la policía y pudimos ir a otros espacios donde pudimos visibilizar el trabajo a través de la fotografía”.
Con ese trabajo de montaje Dulce Pinzón llevó el registro fotográfico que al poco tiempo tuvo repercusiones en redes sociales. “Quisimos que la imagen de los vasitos formando palabras fuera viral”.
De este modo su labor artística y de concientización ha sido replicada en espacios formales como lo es el mismo MNFM, en el que por segunda vez se colocaron los vasitos formando una palabra y cuyos restos desaparecerán en pocos días gracias a que los vasitos ecológicos fueron elaborados con productos biodegradables de materiales orgánicos y que se pueden comercializar y no solo ser parte de una pieza de arte.

Fuente: quoruminformativo

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Ventajas de los materiales Biodegradables

SI USAS DESECHABLES, QUE SEAN BIODEGRADABLES

Ventajas de Utilizar Empaques Alimenticios